domingo, 20 de julio de 2008

Insomnio 2

Otra vez desgranando un sueño en que no duermo. Otra vez.

Los ojos queriendo combatir la noche, buscándose en todas las esquinas, en todos los pasillos, en las ventanas a oscuras. Mi casa es un enjambre de silencios rotos solo por la inmensidad insoportable del insomnio. Ando solo y callado; para que quiero más analogías, soy la estatua viva del insomne. Menudo chasco se han llevado mis ojos cuando viendo volar las horas comprobaron que no escribo más que disparates. Que los tengo llenos de espejismos, que no ven más que visiones. Estoy tendido entre mis brazos, miro al techo de cerca, los dedos de los pies casi le tocan, y como por ensalmo, la cama se ha puesto a volar junto conmigo.

Es delito conmoverse con mi drama. ¡Quiero dormir, dormir tranquilo! Al grito se lo llevan al vacío de la otra estancia, mientras languidece mi voz. Quiero asegurarme que tras el otoño estaré vivo, así que debo acelerar al máximo el verano, convertir las estaciones que restan en misiles que al llegar diciembre, me devuelvan el sueño que perdí. Nadie sabe el tiempo que le resta, yo sé que las próximas 2 horas seguiré despierto.

2 comentarios:

M dijo...

y la musica?

JULIO dijo...

m, la música bien, pero quien eres?